Movimiento browniano

Carey Mulligan dice.
Descienden los ángeles a los alfeizares
Una máscara pronunciándose
Unos labios rojos perfilándose a lo Tarantino
Subo unas escaleras y me siento ahí,
en las coordenadas exactas
En la equidistancia perfecta
de la persona equivocada.
Guardo silencio.
No sé si lo recuerdas
nos vimos una vez después de la tormenta.
Llegué tarde (como siempre),
mientras tu hablabas en aquella sala de cine
antes de la proyección del judío Süss.
Te estuve mirando fijamente como
como ya sabes tú como
concentrando en la mirada toda la maldad posible
-dance of the knights de Prokofiev-
y al pasar por mi lado fingí estar buscando algo,
Hélas como dirían los franceses.
¿me viste?
Quiero pensar que sí
Que aún somos lo que vaya a saber si fuimos:
Un plano Alphaville,
Dos puntos
desplazándose
acercándose
repeliéndose
arbitrariamente
componiendo una figura
un fantasma
corriendo por la ciudad desconocida.
El grito
De una mujer inalcanzable
de una mujer que nunca es ella misma.
Una sarabanda.

Un comentario en “Movimiento browniano

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s